sábado, 17 de marzo de 2012

San Patricio

Hoy, dia 17 de Marzo aprovecho esto para hablaros de San Patricio, patrón de Irlanda.

En irlandés: Lá 'le Pádraig o Lá Fhéile Pádraig.

Nacio en un pequeño pueblo de Escocia llamado Bennhaven Taberniae alrededor del 385.Su nombre por aquel entonces era Maewyn.Su familia no era muy rica pero el era hijo de un oficial romano que ademas profesaba la fe cristiana(algunos dicen que también era diácono).Su madre por otro lado era familia de San Martín de Tours.

Ya de muy pequeño fue llevado cautivo a Irlanda por unos piratas donde ejerció como esclavo para un pagano llamado Milcho,para el que cuidó ovejas durante un tiempo.Se dice que fue en este tiempo donde se aproximó más aun a la espiritualidad. El mismo dijo que hasta entonces no habia conocido al verdadero Dios.

Todo esto sucedia al parecer en las costas de Mayo, al borde del bosque de Fochlad (o Foclut). De ser así, el monte de Crochan Aigli, que fue escenario del famoso ayuno de San Patricio, también fue el lugar donde vivió los tristes años de su juventud.

De esta época el dice: "oraba de continuo durante las horas del día y fue así como el amor de Dios y el temor ante su grandeza, crecieron mas dentro de mí, al tiempo que se afirmaba mi fe y mi espíritu se conmovía y se inquietaba, de suerte que me sentía impulsado a hacer hasta cien oraciones en el día y, por la noche otras tantas. Con este fin, permanecía solo en los bosques y en las montañas. Y si acaso me quedaba dormido, desde antes de que despuntara el alba me despertaba para orar, en tiempos de neviscas y de heladas, de niebla y de lluvias. Por entonces estaba contento, porque lejos de sentir en mi la tibieza que ahora suele embargarme, el espíritu hervía en mi interior".

Una noche, tras haber pasado ya seis años en Irlanda, soño que una voz le instaba a intentar escaparse de nuevo tras varios intentos frustrados.Esa voz le dijo que en la costa encontraría un barco que le conduciría hasta tierras seguras. Así lo hizo,y encontro ese barco, pero el capitan del mismo se negaba a llevarlo a bordo. Al final el hombre accedio y se intenaron en el mar donde se encontraron con una fuerte tormenta que les hizo desembarcar en una tierra solitaria por la que tubieron que andar varios kilometros hasta encontrar civilización. San Patricio también recuerda esto diciendo:

"llegó el día en que el capitán de la nave, angustiado por nuestra situación, me instaba a pedir el auxilio del cielo. '¿Cómo es que nos sucede esto, cristiano? Dijiste que tu Dios era grande y todopoderoso, ¿por qué entonces no le diriges una plegaria por nosotros, que estamos amenazados de morir por hambre? Tal vez no volvamos a ver a un ser humano…' A aquellas súplicas yo respondí francamente: 'Poned toda vuestra confianza y volved vuestros corazones al Señor mi Dios, para quien nada es imposible, a fin de que en este día os envíe vuestro alimento en abundancia y también para los siguientes del viaje, hasta que estéis satisfechos puesto que El tiene de sobra en todas partes'. Fue entonces cuando vimos cruzar por el camino una piara de cerdos; mis compañeros los persiguieron y mataron a muchos. Ahí nos quedamos dos noches y, cuando todos estuvieron bien satisfechos y hasta los perros que aún sobrevivían, quedaron hartos, reanudamos la caminata. Después de aquella comilona todos mostraban su agradecimiento a Dios y yo me convertí en un ser muy honorable a sus ojos. Desde aquel día tuvimos alimento en abundancia."


Finalmente llegaron a lugar habitado y así Patricio quedó a salvo a la edad de veintidós o veintitrés años y volvió a su casa. Con el tiempo, durante las vigilias de Patricio en los campos, se reanudaron las visiones y, a menudo, oía "las voces de los que moran mas allá del bosque Foclut, mas allá del mar del oeste y así gritaban todas al mismo tiempo, como si salieran de una sola boca, estas palabras: 'Clamamos a ti, Ho joven lleno de virtudes, para que vengas entre nosotros nuevamente' ". "Eternas gracias deben dársele a Dios, agrega, porque al cabo de algunos años el Señor les concedió aquello por lo que clamaban".

No hay ninguna certeza respecto al orden de los acontecimientos que se produjeron desde entonces.

Los primeros biógrafos del santo dicen que Patricio pasó varios años en Francia antes de realizar su trabajo de evangelización en Irlanda. Existen pruebas firmes de que pasó unos tres años en la isla de Lérins, frente a Canes, y después se radicó en Auxerre durante quince años mas. También hay sólidas evidencias de que tenía buenas relaciones personales con el obispo San Germán de Auxerre.

Es sabido que de regreso a Irlanda paso un tiempo en una colina lejana, Crochan Aigli, donde rezo durante unos días y mantuvo ayuno para poder conseguir la evangelización de Irlanda. También se dice de el que consiguió expulsar a todas las serpientes del país (no olvidemos que este animal era una representación del demonio)por lo que es muy conocido.

Lo que si es cierto es que dedicó su vida a predicar el evangelio en Irlanda donde no habian llegado aun apenas las influencias romanas o cristianas. Tenia una gran capacidad de adaptacion y fue por eso que no le costó demasiado para adaptarla a la nueva religión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario